Autor: Maximiliano Duran

Nouveau

ISJON MANCHACHIKUJKUNA


Isjon manchachikujkuna

Cesar Vallejo

Tikraj. Maximiliano Duran
Los nueve monstruos

Autor: César Vallejo

Traductor al quechua: Maximiliano Duran

Jinaspañataj,

Sapa kutim tiksi pachapija nanay wiñan

Sapa segundopim kimsa chunka minutunta

wiñan, allillamanta ichispa,

Nanaypa kaininja, iskay kuti nanaymi

Ñakarikuipa kaininja, aycha mikuj, rakrapu,

iskay kuti nanaymi

Chuya chuya lliwapa kakuininja, iskay kuti nanaymi

Kaininchikpa allin kaininja,

iskay kuti nanawakuwasjanchik

Mam kunankama karjachu, jarikuna runakuna,

jasjupi karachu, jasjochajpi, wayajapi

jeropi, aycha jatupi, yupaimantapi!

Manam karjachu kaynaña nana nanaj wayllukui

Mam kunankama ichpa takarjachu karu kaita

Mam kunankama rupaija pukllakurjachu

Wañusja chiri kasjanta!

Mam kunankama tayta Allikai Kamayuj,

allikaija sipijsapa kajchu

uma nanaypas mana urkumanta sikirjachu urkukunata!

manam alcharinapas alchakujninpi jatallijchu nanaita,

manam sonjupas, alchakujninpi, jatallijchu nanaita,

manatajmi sukullukuipas, alchakujninpi, jatallijchu nanaita,

ajoirakim wiñan, runa waujeikuna,

makinamantapas aswan utjaj,

yaja chunka makina kuti utjaillaña,

Rousseaupa resninwan, sapranchikwan;

mana allinja wiñan mana yachasjallanchita

Jinaspapas kikinpa yakunkunawan llojlam

Kikin mitunwan, kikin chukru puyunwan!

Muchuija ima jamutasjanchiktam tikrarichin,

yakuyasja kakurisjanchikta,

panpachasja ñanpa sayajnin

jawasjam ñawi uyarisjam kay rinrija,

kay rinrija isjon tintinyaikunata uyarichin

sapa illarii orata,

Jinaspa isjon tajratataita trigopa oranpi,

Jinaspa isjon china takichaikunata wajai orata,

Jinaspa isjon takikunata wajakui orata,

jinaspa isjon takikinata yarjai orata

jinaspa isjon kumniikunata,

Jinaspa isjon sejollokunawan, juk japariita rakispa.

Nanaija rataikuwanchik, runa waujekuna,

jepamanchikmataraj, wajtachikmantaraj,

jinaspa utirichiwanchik cinemakunapi,

gramofonokunapi takaikuwanchik,

sikiwanchik puñunanchikunamanta,

sayampa wichimun

boletonchikunaman, kartanchikunaman;

aswan sinchim muchuija, muchaitaja atinchikmantajmá.

Nanaimantaja,

kantajmi pajarimujkuna,

wakiñataj wiñan, wakijñataj wañun

wakiñataj pajarinku mana wañuspa, jukkunaja

mana pajarimuspalla, wañunku,

jukkunañataj mana pajarimujku mana wañujku

(paykunam aswan sinchi kanku)

Nanaimantaraikutajmi

Llakisja kani umaikama

Jinaspapas aswan llakillaña ankuikama :

chakatasjata tantata jawaspa,

nabotawan yawarchasjata,

cebollata wajakujta

kutasjata sarakunata ,

ñutuyasjata kachita, ayjerikujta yakuta,

uva ajata ecce-homosjatai,

aya uyayuj ritita, ruparikujllaña intita!

imainam, runa waujeikuna,

mana niikichikmanchu manañam atiniñachu

jinaspapas mam kaynaña kajonwanja atiniñachu,

kainaña minutukunawan,

kainaña sukullukuikunawan

jinaspa kainaña tikrarikuiwan,

kainaña karukunawan,

jinaspa kainaña yakunayaimanta yakunayaikunawan!

Tayta Allinkai Kamayoj: imatam rurana?

Ay! llakipajmi, jarikuna runakuna,

achka achkallañam rurananchik, ay,waujeikuna!

I, desgraciadamente,

el dolor crece en el mundo a cada rato,

crece a treinta minutos por segundo, paso a paso,

y la naturaleza del dolor, es el dolor dos veces

y la condición del martirio, carnívora, voraz,

es el dolor dos veces

y la función de la yerba purísima,

el dolor dos veces

y el bien de ser, dolernos doblemente.

Jamás, hombres humanos,

hubo tanto dolor en el pecho, en la solapa,

en la cartera,

en el vaso, en la carnicería, en la aritmética!

Jamás tanto cariño doloroso,

jamás tan cerca arremetió lo lejos,

jamás el fuego nunca jugó mejor

su rol de frío muerto!

Jamás, señor ministro de salud, fue la salud

más mortal

y la migraña extrajo tanta frente de la frente!

Y el mueble tuvo en su cajón, dolor,

el corazón, en su cajón, dolor,

la lagartija, en su cajón, dolor.

Crece la desdicha, hermanos hombres,

más pronto que la máquina, a diez máquinas,

y crece con la res de Rousseau,

con nuestras barbas;

crece el mal por razones que ignoramos

y es una inundación con propios líquidos,

con propio barro y propia nube sólida!

Invierte el sufrimiento posiciones, da función

en que el humor acuoso es vertical

al pavimento,

el ojo es visto y esta oreja oída,

y esta oreja da nueve campanadas a la hora

del rayo, y nueve carcajadas

a la hora del trigo, y nueve sones hembras

a la hora del llanto,

y nueve cánticos

a la hora del hambre

y nueve truenos

y nueve látigos, menos un grito.

El dolor nos agarra, hermanos hombres,

por detrás, de perfil,

y nos aloca en los cinemas,

nos clava en los gramófonos,

nos desclava en los lechos,

cae perpendicularmente

a nuestros boletos, a nuestras cartas;

y es muy grave sufrir, puede uno orar.

Pues de resultas

del dolor, hay algunos que nacen,

otros crecen, otros mueren,

y otros que nacen y no mueren, otros

que sin haber nacido, mueren, y otros

que no nacen ni mueren (son los más)

Y también de resultas

del sufrimiento, estoy triste hasta la cabeza,

y más triste hasta el tobillo,

de ver al pan, crucificado,

al nabo ensangrentado,

llorando, a la cebolla,

al cereal, en general, harina,

a la sal, hecha polvo, al agua, huyendo,

al vino, un ecce-homo,

tan pálida a la nieve, al sol tan ardio!

¡Cómo, hermanos humanos,

no deciros que ya no puedo y

ya no puedo con tanto cajón,

tanto minuto,

tanta lagartija

y tanta inversión,

tanto lejos

y tanta sed de sed!

Señor Ministro de Salud; ¿qué hacer?

¡Ah! desgraciadamente, hombres humanos,

hay, hermanos, muchísimo que hacer